Bienvenida, Bienvenido a nuestra Granja Ecológica

Somos una familia quien decidió dar un giro a su vida luego de vivir y trabajar en Quito muchos años. Vivíamos una rutina que muchos viven: horarios apretados, estrés en el trabajo, correr a buscar las guaguas y hacer las compras, mucho tiempo pasando en el carro o en el bus para llegar a la oficina y luego a la casa, y el día siguiente todo se repite.

Seguramente te suena… ¡¿Cierto?!

Pues nosotros decidimos parar este ritmo citadino enloquecido que nos comía día tras día y dar un salto enorme y valiente al campo, un cambio de acuerdo en lo que creemos: la permacultura, respetando la naturaleza, el tiempo y la vida. Por supuesto lleno de desafíos y nuevas dificultades, algunos previstos y otros sorpresivos… En corto: volvimos a aprender!

La realidad es que no todos podemos o queremos dar este salto… pero si todos necesitamos un auténtico momento de descanso y recargar nuestras baterías. Queremos compartir contigo nuestra aventura, un pedacito de nuestra vida, a través de nuestra granja ecológica y que puedas disfrutar del verdadero campo, de aire puro y rodeado de una vista increíble sobre el valle y sus montañas.

Por tener hijas, conocemos el reto de pasar un lindo momento en un ambiente verdaderamente adecuado para las familias, por eso te hemos preparado varias actividades que encantarán tanto a los pequeños como a los grandes, en un entorno diseñado entre cultivos, jardines, y espacios acogedores. Pero si simplemente deseas un día para tomarte el tiempo, te ofrecemos distintos ambientes en la granja para disfrutar: el rincón de las hamacas, la sombra de nuestro bosque al lado del riachuelo, una rica caminata por la loma,… sin olvidar darte un salto relajante a las termas de aguas calientes de Chachimbiro que tenemos a un paso.

Vuela e imagínate una tarde en nuestra granja...